• RAPIDEZ

    Reducción de los plazos de entrega hasta un 80% respecto a la construcción tradicional lo que permite además reducir los costes financieros del proyecto.

  • COSTES REDUCIDOS

    La construcción industrializada nos permite ofrecer un precio cerrado y económico desde un principio evitando las desviaciones e imprevistos propios de la construcción tradicional.

  • FLEXIBLE Y MODULAR

    Facilidad para ampliar o reducir las construcciones añadiendo o suprimiendo módulos en función de las necesidades de espacio en cada momento.

  • FÁCIL DESMONTAJE Y TRANSPORTE

    Las edificaciones son totalmente desmontables y se pueden trasladar a una nueva ubicación con un coste mínimo.

  • SOSTENIBILIDAD Y RECICLAJE

    Menor impacto ambiental de la construcción gracias a un menor consumo de recursos (agua, energía, etc) y menor generación de residuos en obra.  Además es totalmente desmontable y reciclable.

  • CALIDAD

    La construcción industrializada en planta permite aplicar rigurosos controles de calidad al proceso productivo.

  • AISLAMIENTO

    Materiales innovadores con los que a pesar de su ligereza se consiguen niveles de aislamiento térmico, acústico y eficiencia energética mejores respecto a la construcción tradicional.

  • PERSONALIZACIÓN

    Posibilidad de personalizar las construcciones en cuanto a dimensiones, diseño, materiales, colores, acabados, etc.

  • PREVENCIÓN

    Al realizarse la mayor parte del proceso productivo en fábrica se logran evitar la mayor parte de riesgos laborales propios de la construcción tradicional.

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Francés, Alemán